El Café perfecto en 6 pasos

El Café perfecto en 6 pasos con la Cafetera de Casa

Preparar un café malo es tan fácil como hacerlo bien. Solo 6 pasos esenciales te separan de conseguir una taza de café de calidad de un café amargo y quemado. Es fácil si te animas a poner en práctica estos sencillos pasos. En casa, con la cafetera de toda la vida, la que todos tenemos en nuestra cocina. Descubre los secretos que se esconden detrás de un buen café.

Preparar un buen Café en Casa: los errores que hay que evitar 

¿Cuántas veces preparas café a la semana en tu casa? Unas cuantas, seguro. ¿Estás siempre satisfecho-a con el sabor? ¿No te gustaría conseguir en casa ese café cremoso y dulce que a veces pruebas en tu cafetería favorita?

Preparar el café perfecto es difícil si continúas cometiendo esos errores comunes que muchos hacemos. Así que vamos a ver esos fallos y como evitarlos.

Comprar Café barato

La calidad del café que utilizamos para nuestras tazas es muy importante. Casi todos nosotros intentamos ahorrar comprando el café más barato, y eso luego se nota en el sabor. Pero si compramos un café de calidad a un precio mayor realmente cada taza de café no es muy cara, apenas unos céntimos. ¿No nos merecemos al menos un café diario de calidad en casa? Date el gusto. 

Recalentar el Café

El buen café es como un buen plato de paella o de pasta fresca, si lo tomamos recalentado el sabor es pobre y flojo. Dejar el café en la cafetera de un día para otro es sinónimo de mal café. Si queréis disfrutar de una buena taza intentad hacerlo al momento. Y si os sobra café anterior, guardadlo y podéis preparar un buen café helado, o un postre. 

Cafetera Sucia

No, una cafetera sucia no le da “más cuerpo” al café. Todo lo contrario. Todos esos posos y restos de café en el portafiltro, rosca, filtro…solo aportan amargor y acidez al nuevo café que preparamos. Así que remángate las mangas, ve al fregadero y desmonta totalmente la cafetera italiana. Sacale el filtro, la goma, y pásale bien el estropajo con jabón. Así cerrará bien, no se escapará el vapor y no tendrá sabores extraños. 

Como hacer el Café perfecto con la Cafetera de Casa

Ya hemos aprendido los errores más graves a evitar. Ahora vamos a ver esas claves o trucos esenciales para elevar nuestra técnica, y conseguir hacer unos cafés caseros excelentes con nuestra cafetera de casa. 

1 – Utiliza café en grano

Si, levantarse por la mañana con el tiempo justo para ir a trabajar y ponerse a moler café no suena muy bien pero…¡ es que el café recién molido sabe mucho mejor !¿has molido café alguna vez y has olido el aroma increíble que desprende ese café recién molido? Pues imagínatelo en la taza. Más sabroso, más cremoso, más dulce. Así que si puedes – al menos en esos cafés tranquilos de fin de semana – prueba a comprar en grano y moler antes de hacer café. Y si la variedad de café que compras es Arábica, pues ya te aseguras un licor exquisito. 

2 – No uses Torrefacto

Si no puedes usar café en grano, al menos no utilices café molido torrefacto. Es el tipo de café más barato, contiene azúcar añadida y no te permite disfrutar de todo el aroma del grano original. Si puedes escoger intenta un café molido natural, no mezcla. No es tan caro, y tu taza de café lo agradecerá. 

3 – Agua de Calidad por favor

¿Sabes que el 98% de cada taza de café es …agua? Si claro pensarás, es evidente. Pues si es tan evidente, ¿por qué sigues usando ese agua del grifo que en tu casa no es precisamente neutra y de buen sabor? En algunas partes de España y América tenemos la suerte de disfrutar de un agua del frigo limpia, sin cal y sin demasiado cloro. Pero en otros lugares no es así. Si es tu caso, no pienses que ese sabor extraño va a desaparecer en la taza de café. Así que usa agua mineral y notarás la diferencia. 

4 – Calienta antes el agua

¿Como preparas tú el café? Porque casi todos nosotros abrimos la cafetera, la llenamos de agua fría en el grifo, ponemos el portafiltro, lo llenamos de café y a la cocina. Y a esperar. Como el agua está fría tarda unos 7-8 minutos en salir al café. Pues bien, los expertos baristas recomiendan calentar antes el agua que vamos a utilizar. Es decir, no usar agua fría sino caliente. La podemos calentar en la cocina o el microondas y echarla en el depósito de la cafetera o directamente calentarla en la cafetera sin enroscar la parte superior. En todo caso, usar agua caliente reduce el tiempo de preparación a solo 1-2 minutos. Eso hace que la cafetera se caliente menos y el café no se “queme”. Pruébalo, es fácil. 

5 – No llenes demasiado la cafetera 

La proporción agua / café en la cafetera italiana está clara. Hay que llenar de agua justo debajo de la válvula de salida del depósito inferior, no hay que sobrepasar ese agujerito o puede no funcionar bien. En cuanto al portafiltro, hay llenarlo hasta el borde y no presionar el café hacia abajo. Cada cafetera italiana tiene una capacidad determinada. Hay cafeteras de 4 tazas, de 6 tazas, de 10 tazas, etc. 

6 – Deja la Tapadera Abierta

Cerrar la tapa de la cafetera afecta ligeramente sabor del café. Si dejamos la tapa abierta el agua sube más lentamente y se impregna mejor de los aromas y aceites del café molido del portafiltro. Si la dejas abierta retirala del fuego en cuanto escuches el sonido de grrrllllll. Unos segundos de reposo y ya puedes servir para tomar solo o mezclar con leche batida para hacerte un rico café con leche o cappuccino. 


Conclusiones

Estos consejos son muy fáciles de poner en práctica, Intenta probarlos en tu próxima cafetera y verás como notas una mejoría. Te mereces el mejor café, y poder disfrutar de una de tus bebidas favoritas con el mejor aroma y sabor. El placer que sentimos al tomar un buen café, la sensación de tranquilidad y confort que llega a nuestro cerebro cuando probamos el primer sorbo, cuando percibimos esa acidez ligeramente dulce…Una taza de café casero bien preparado está a tu alcance.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *