Helado de Café casero

receta helado de café casero

Helado y Café. Dos de los mejores placeres gastronómicos de muchos de nosotros, que disfrutamos en las heladerías de todo el país. ¿Pero sabéis que es muy fácil preparar un sabroso helado de café en casa? ¿Y que se puede hacer helado de café casero sin heladera? 

Si te gustan los helados y el helado de café es uno de tus favoritos, anímate porque verás que es muy sencilla. Aunque no seas un manitas en la cocina, no importa. Vamos a explicarte paso a paso como elaborarla y que puedas disfrutar de  un rico y cremoso helado, un postre perfecto y nada empalagoso para terminar una buena comida. 

Si tienes máquina heladera de hacer helados en casa, perfecto, sino, no pasa nada, puedes hacerlo sin ella. La preparación de la receta lleva unos 15 minutos, y enfriarse unas 3 horas, así que puedes prepararla el día anterior y estará perfecta. ¡Vamos con ella !

Helado café casero paso a paso

Ingredientes

  1. 600 ml de leche entera
  2. 300 g de azúcar en grano. Blanca o mejor aún auténtico azúcar moreno. 
  3. 1 puñadito pequeño de sal
  4. 2 cucharadas soperas de café instantáneo en gránulos. (puede ser también descafeinado). 
  5. 6 yemas de huevo. 
  6. 540 ml de nata para cocinar espesa
  7. 1 cucharadita de extracto de vainilla (líquida)

Instrucciones

1- Preparamos la leche. (5-7 minutos)
En una cacerola mediana mezcla la leche, el azúcar, la sal y las 2 cucharadas de café instantáneo. Cocinalo a fuego medio removiendo de vez en cuando hasta que esté humeante. Asegúrate que el café se disuelve bien. No dejes que hierva. Reduce entonces a fuego bajo y mantenlo ahí. Tardamos unos 5-7 minutos. 

2- Batimos las yemas. (1 minuto)
En un recipiente aparte separa 6 yemas de huevo de su clara. Utiliza un recipiente grande porque luego vamos a echar aquí la leche. Puedes hacerlo de diversas formas, como te explican aquí.  Deja las claras aparte y bate las yemas de huevo. Cuando estén bien batidas, las juntaremos con la leche anterior. 

3- Mezclamos Leche y Yemas (6-7 minutos)
Para mezclar leche y yemas hemos de hacerlo despacio. Primero vertemos la mitad de la leche dentro del recipiente de las yemas, sin dejar de remover lentamente, para que no se formen grumos. Cuando esté todo bien mezclado, lo vertemos en la cazuela donde está la otra mitad de leche, a fuego lento. Seguimos moviéndolo todo lentamente hasta que esté todo bien mezclado. Subimos el fuego a medio y sin dejar de mover, lo dejamos 5 minutos, hasta que tenga consistencia un poco espesa. No dejes de mover para que no se pegue al fondo. Después de unos 5 minutos, retira del fuego y deja reposar. 

3- Colamos (opcional)
Si queremos que el helado nos quede realmente fino y cremoso, lo mejor es colarlo ahora con un colador. No es obligatorio ok. 

4- Enfriamos.( 2 horas)
Vertemos la mezcla en una bolsa de plástico de esas de envasar alimentos o un recipiente. si es en un recipiente ponemos por encima un papel film para que no se forme costra. Metemos en el frigorífico (con congelador) y lo enfriamos unas 2 horas. 

5- Mezclamos Nata y Mezcla
Justo antes de sacar la mezcla, batimos la nata con la esencia de vainilla. No hace falta que quede totalmente montada, pero si que tenga consistencia espumosa. Sacamos la mezcla y le añadimos la nata, moviendo lentamente hasta que quede bien bien mezclada. 

6- Congelamos
El helado ya está hecho. Solo falta congelarlo. Si lo hacemos con heladera lo vertemos en la máquina y dejamos en el frigo durante un par de horas. Si no tenemos máquina lo ideal es dejarlo congelar durante una hora, sacarlo, moverlo un poco y luego dejarlo congelar hasta poco antes de consumir. 

7- Servir
Sacamos el helado unos 15 minutos antes de servirlo. Lo podemos servir en bolas con una cuchara heladera. Si vemos que está muy duro, lo podemos meter todo en una batidora y batirlo despacio hasta que tenga consistencia cremosa. 

8- Guarnición
El helado de café se puede servir solo, pero si le añadeis unas virutas de chocolate o de frutos secos…genial

9- Disfrutad
Y si os ha gustado, ¡ repetid y compartir !